Skip to content
enero 2023 4 min read

Protección de datos personales: 5 claves en la banca abierta

La protección de datos personales, el big data, la digitalización de las transacciones, el surgimiento de las fintechs y la banca abierta son signos de los nuevos tiempos en el mercado financiero y el sector bancario. Ambos están experimentando fuertes cambios de la mano de las nuevas tecnologías.

En especial el open banking ha impactado en las formas de interacción entre los usuarios, así como en los procesos financieros y sus datos. Como resultado, hoy es posible comprar, invertir, ahorrar, hacer pagos y enviar dinero con un clic en el teléfono celular.

Sin embargo, estas operaciones, al hacerse de manera digital, implican el tráfico de una gran cantidad de información sensible. Así, asegurar la protección de datos personales se ha vuelto indispensable.

 

5 claves para entender la protección de datos personales

La dinamización de las transacciones en línea sin duda ha mejorado la experiencia del usuario de servicios financieros. Sin embargo, para que esta sea óptima, también se debe preservar su seguridad y privacidad. Entonces, ¿cómo funciona la protección de datos personales en la banca abierta?

 

Reducir las fugas de datos

Al utilizar servicios de home banking, el usuario debe rellenar formularios con datos personales. Por ejemplo, nombre, número de identificación, datos de su tarjeta de crédito o dejarse tomar una fotografía del rostro. Esta información, al ser subida a la web, pasa a integrar la base de datos del banco o de la entidad financiera.

Existen diversos sistemas de seguridad que cifran estos datos para evitar que pasen a circular por la web. Algunos de ellos son:

  • Certificados SSL
  • Protocolos https
  • Captchas
  • Verificación en dos pasos

Asegurar el acceso a la información

Los últimos avances de la web 3.0 han permitido la interconexión de los sitios web y la creación de enormes bases de datos. Esto facilita el acceso a la información que existe en Internet, tanto para los usuarios como a nivel empresarial.

Si bien la información está disponible al alcance de todos, también resulta fundamental asegurar su uso transparente y con fines éticos. Los diversos sistemas que protegen nuestros datos velan por este objetivo. Es por eso por lo que, muchas veces, debemos autorizar a las plataformas a registrar nuestra actividad online. ¿Cómo? A través de captchas e inicios de sesión.

 

Evitar el mal uso de datos ajenos

La protección de datos personales intenta prevenir el uso malintencionado o no autorizado de la información personal por parte de terceros. Esto para evitar estafas o invadir al usuario con un exceso de publicidad. También, para impedir que los bots recojan nuestros datos con fines comerciales.

En el ámbito financiero, especialmente, evita asignaciones automáticas de productos o servicios que el usuario no ha solicitado. Por ejemplo, tarjetas de crédito, seguros o préstamos. De hecho, en muchos países como México existen leyes que regulan el aprovechamiento de la información personal por parte de las empresas (SalesForce Latinoamérica, 2020).

 

Usar sistemas de autenticación

Compras en línea, pago de servicios, transferencias bancarias, solicitud de préstamos. Este tipo de transacciones que involucran dinero pueden comprometer la seguridad del usuario de servicios financieros. Por eso, existen tecnologías de protección de datos personales en el uso del open banking.

Una de ellas son los sistemas de autenticación en dos pasos. Por ejemplo, si vas a acceder a la web de tu banco o a una app de servicios, debes iniciar sesión con tu usuario y contraseña; además de autorizar el ingreso desde un enlace que llega a tu e-mail. En otros casos, debes introducir un código de inicio de sesión que recibes en el celular.

 

Prevenir el acceso no autorizado a los datos

Tecnologías como los metadatos permiten rastrear y analizar la actividad del usuario en la web. Los sistemas informáticos son cada vez más inteligentes; así, detectan intentos de fraude o actividad sospechosa en la red. En estos casos, solicitan verificaciones de identidad para prevenir el acceso no autorizado a datos de terceros.

Muchos ciberdelitos tienen origen en este tipo de prácticas, que de a poco están siendo tipificadas por la ley. Por ejemplo, la suplantación de identidad, las compras con tarjetas ajenas o el robo de dinero a través de transferencias online.

La protección de datos personales es un componente fundamental en el uso del open banking. Conocer más sobre ella, te ayudará a trabajar en conjunto para aumentar la satisfacción de los usuarios de servicios financieros online.

 

Referencias bibliográficas

Infobae. (2022). Se dispararon las quejas por protección de datos: SIC. https://www.infobae.com/america/colombia/2022/01/29/se-dispararon-las-quejas-por-proteccion-de-datos-sic/

Rodríguez, K., y Verimonti, A. (2020). ¿Cómo se encuentra la protección de datos en Latinoamérica? El Espectador. https://www.elespectador.com/tecnologia/como-se-encuentra-la-proteccion-de-datos-en-latinoamerica-article/

SalesForce Latinoamérica. (2020). Ley de Protección de Datos Personales en México. https://www.salesforce.com/mx/blog/2020/11/ley-de-proteccion-de-datos-personales.html

 

Comentarios

Suscríbete. Déjanos sorprenderte.

Recibe insights, invitaciones a nuestros eventos virtuales y presenciales y contenido sobre nuestras nuevas soluciones.